Operación Púnica es el nombre dado al operativo policial efectuado por la Unidad Central Operativa (UCO)[2] de la Guardia Civil a instancias del juez de la Audiencia Nacional de EspañaEloy Velasco.[3] El 27 de octubre de 2014, fueron arrestados por la Guardia Civil 51 políticos, ediles, funcionarios y empresarios por estar supuestamente implicados en una trama de corrupción que adjudicó servicios públicos por valor de 250 millones de euros en dos años a cambio de pagos y comisiones ilegales –del 2-3% del volumen del contrato–[4]que posteriormente eran blanqueados a través de un entramado societario.[5]